Han sido unas semanas bastante complicada. Desde nuestra academia de apoyo escolar somos conscientes de lo difícil que es concentrarte cuando no puedes despejar tu mente al aire libre. Sin embargo, seamos positivos. Hoy queremos contarte 4 consejos infalibles para que tu concentración venga a ti y puedas estudiar desde casa sin ningún problema.

 

  1. Estudiar siempre en el mismo lugar es clave. Se ha demostrado que seguir los horarios de estudio en un mismo lugar mejora el aprendizaje hasta en un 29%. Por ello, intenta mantener tus horarios de estudio con disciplina, deja los fines de semana para descansar, estudia siempre en la misma habitación y, por supuesto, no te levantes de la silla hasta que hayas conseguido el objetivo propuesto para ese día.
  2. No te olvides de adaptar el espacio de estudio. Este consejo está muy relacionado con el anterior. ¿Qué ocurriría si decides estudiar todos los días en tu cuarto con la videoconsola al lado, el teléfono con sonido o la cama a menos de 30 centímetros? Ya te lo decimos nosotros, lo más probable es que no logres aprender nada de lo que estás estudiante. Todas las distracciones de las que te hablamos son las causantes de que abandones el horario de estudio antes de lo previsto y dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.
  3. En dormir puede estar la causa de tu falta de concentración. Los expertos aseguran que no dormir correctamente puede generar una serie de secreciones químicas en el cerebro de los seres humanos. Estas secreciones se traducen en sentimientos negativos: estrés, ansiedad, falta de concentración, depresión… Por tanto, intentar seguir un horario de sueño establecido, tomar infusiones relajantes, no pensar en qué tareas deben realizarse al día siguiente… son claves para lograr un buen descanso y una mejora en la concentración.
  4. Olvídate de la música. En Academia Albayda CE damos claves a nuestros alumnos de oposiciones y refuerzo escolar para mantener sus horarios de estudio y sueño intactos. También hablamos sobre la música y, aunque algunos puedan pensar que la música les ayuda a desestresarse y estudiar mejor, el efecto resultante es el contrario. Es cierto que la música puede ayudar al estudiante a mejorar sus niveles de estrés. En cambio, está comprobado que el 72% de los estudiantes estudian peor mientras escuchan música. Cabe aclarar que este dato tiene que ver con la falta de atención y la concentración, no con los niveles de estrés.